La llovizna en la calma

Desde que te fuiste, he estado más tranquila, no desespero al pensar en ti, incluso, mi corazón se ha ido calmando, a tal punto de no escuchar su latir.

A través de pequeñas lágrimas te recuerdo, durante el día, quisiera contarte mis cosas, quisiera saber tu opinión, quisiera sentir tu apoyo.

Me siento triste al pensar en todo lo que podíamos lograr, pero la vida no son suposiciones, si no seguimos juntos es porque así debía ser.

Yo estoy tranquila y acostada, pero tu recuerdo se manifiesta como un sonido lejano en mi pensar.

Como si dentro de la casa, estuviera leyendo un libro, pero aún así, una llovizna fuera me distrajera; me hace parar de leer, me hace levantarme y ver por el cristal.

Cómo añoro la lluvia, cómo quisiera que las gotas, que el rocío me estuviera mojando, pero no, no puedo salir, me hará enfermarme, me hará sentirme mal por un buen rato.

Te admiro mientras veo la lluvia, no puedo parar todo por tí, así que vuelvo al sillón y continúo la lectura. Lo único que me queda es esperar que pasen las nubes grises, y la luz vuelva a brillar. Espero, con calma, escuchando la llovizna a través de mi ventana.

Terminó

Me puse a ver nuestras fotos (para borrarlas), y no pude evitar sentirme triste, nuestra relación fue increíble y sorprendente, nuestro amor fue muy bello, y me duele que ese sueño, ese gran amor haya terminado. Me siento un poco nostálgica, me siento como si quisiera atravesar la pantalla y poder tocar tu rostro.

Quisiera ver tus ojos una vez más, abrazar y rodear con mis brazos tu espalda, y sentir tus manos en la mía.

Te extraño, extraño nuestro amor sincero y sin reservas, cuando nos desembocábamos, cuando nada importaba, solo nosotros dos, solo existíamos nosotros dos en el mundo, nuestro amor soportaba la distancia, las pocas horas, el cansancio, soportaba muchas cosas; ambos crecimos y cambiamos, yo te acepté con tus cambios y tu nueva personalidad, porque aún sentía tu amor, pero entonces, empezaste a buscar nuevas cosas… y creo que has encontrado lo que te gusta, tristemente ya no soy yo.

Lo acepto, lo acepto porque aún te amo, y el amor es libertad…

Eres bueno, y deseo para ti mucha luz y bendiciones, no olvidaré los buenos tiempos, hasta nunca.

Nicté.

Cuento 3.- La sombra

Yo caminaba como de costumbre por la calle Madero, nada más con un portafolio y un sombrero, cuando de repente por el rabillo del ojo me percaté de que algo me perseguía pero no lograba verlo por completo, era como una figura sin forma de color negro, el cual deduje que era una sombra. Cuando volteaba a para verla mejor, simplemente desparecía. Como todavía era temprano, la gente en la calle me volteaba a ver cuándo saltaba para atrapar a aquélla sombra. Doblando en Reforma, me encontré con un lustrador en una silla bastante graciosa donde gritaba “Zapatos de charol por veinticinco centavos”, y yo, asustado por la sombra y vistiendo zapatos de charol, no me quedó más que subirme a esa silla. Espantado le pregunté a: ¿A caso no vio una sombra tras mí? Y el lustrador respondió: “Uy jefe, si yo le dijera cuántas sombras veo tras la gente en estos días”, y soltó una tremenda carcajeada. Yo, sudando y tembloroso, no hice nada más que sonreír, y terminado el trabajo, quitarme el sombrero y aventar veinticinco centavos a la lata debajo de la silla. No comprendía porqué la sombra cambiaba de forma mientras transcurría el día. Al medio día apenas y la notaba, pero en la tarde se alargaba tanto, que tocaba a otra gente, cuando esto sucedía yo me disculpaba, alzando mi sombrero y exclamando: <<Lo siento señorita, perdone caballero>>. Ya en la noche, tomando un autobús a casa, la sombra se convirtió en un reflejo, y temeroso de que se fuera vacilé un poco, pero viré para verla de frente, y lo logré. Tenía arrugas en la frente, unos ojos marchitos y negros, tenía mal puesta la corbata y su boca estaba manchada. Entonces me saludó, y yo le respondí, sí, en el vidrio de la ventana de un autobús, apenas reconocí mi vejez, hace mucho que no veía mis canas y mi cansancio. La sombra, al sentirse expuesta, se enojó y se fue. Cuando intenté verme en el reflejo del vidrio solo se observaba una mancha borrosa y opaca. No volvería a verme dentro de mucho tiempo.

Cuento 2.- Crónica de un deceso

Cada vez que miro al mar, reposo en la tranquilidad, en el sonido de las olas al caer y romperse en las piedras. Cuando toco la arena, suave y húmeda me doy cuenta de que no existe mayor placer que el de estar ahí, tumbado mientras el sol se va escondiendo poco a poco y las tortugas salen y caminan y se arrastran, se posan junto a mí. Estamos cerca y comprendemos que no nos podemos hacer daño porque en ese lugar no existe la palabra violencia, ni siquiera disgusto, solo existen palmeras con cocos y conchas incrustadas en la arena como hace millones de años. Y la tortuga se va, vuelve al mar y yo con ella. Me meto, me sumerjo, me hundo y sigo caminando, me pierdo en el mar y paso a convertirme en un ser acuático.

Nicté Pareja

Cuento no.1- El lunes siguiente

Nicté Ortiz

Me ilusiono a la mitad de la noche, pensando en el día siguiente. Pasarás en el carruaje negro azabache, con dos caballos preciosos y blancos, y un conductor que abrirá la puertecilla para que salgas con tus pantalones con una raya en medio, bien planchados. Con tu corbata y saco a juego, color miel. Me verás con tus grandes ojos verdes y me extenderás unas rosas, yo las tomaré y se las daré a la criada. Me tomarás la mano y subiré al coche, sin soltarla. Hablaremos de toda la semana, de tu trabajo como diputado y tu relación con el Senador. Yo te contaré del libro de botánica en el que trabajo. Te reirás porque “son tonterías” y me molestaré. Pero ahora, anhelando el día de mañana, no me importa, no me importa molestarme en unas horas, porque estaré contigo, cerca de tu pecho, de tu olor, de tu elegancia. Y llega mi padre -tu jefe- del trabajo, y pregunta: “¿qué haces despierta Joane?” Y le digo la verdad: “me levanté a orinar”, se ríe de mi picardía, y dice “por cierto, Marcos me dijo que no puede venir mañana, pero vendrá el lunes siguiente”.

Los cuentos que estaré publicando son de mi autoría, espero que les guste y dejen sus comentarios. 🙂

Lo que sucede en Cancún

Sin dudarlo, Cancún se ha posicionado como uno de los destinos turísticos preferidos en todo el mundo. Sus playas turquesas y arena blanca es algo que enamora a cualquiera, su cercanía a pueblos como Holbox o Puerto Morelos hace completa la experiencia de conocer México.

Sin embargo se tiene que denunciar todo lo que pasa en esta ciudad, no hablando de la violencia que se vive, sino de la injusticia que existe. Al ser un destino turístico cotizado, el Gobierno a consesionado y dado permisos para la construcción de hoteles, complejos turísticos y centros de recreación (campos de golf) no solo en Cancún, sino en todo Quintana Roo.

Los que más han sufrido son los manglares, tan necesarios para nuestra costa y todos los servicios ambientales que nos ofrecen. No solo es que la SEMARNAT de los permisos, sino que los empresarios hacen una jugada muy inteligente, lo primero que hacen es rellenar el manglar ilegalmente, las autoridades al enterarse les ponen una multa, las empresas pagan dicha multa y ya que el manglar está devastado y relleno, autorizan para que se pueda crear algún complejo, casa o instalaciones correspondientes.

Según el diario La Jornada Maya:

“La aparición de cuatro municipios y el surgimiento de igual número de comunidades costeras, ha provocado la pérdida de dos mil 161 hectáreas de mangle en Quintana Roo en los últimos 12 años”

Esto en el 2017, mientras tanto en este año siguen matando al manglar, solo por dinero. Mientras la profepa ha hecho un deficiente trabajo, los ambientalistas en esta parte de México tratan de luchar para seguir defendiendo el mangle de Quintana Roo. Es momento de parar esta injusticia, compartamos la información, hablemos de esto, demandemos equilibrio ecológico.


¿Qué pasa si el manglar se sigue perdiendo?

Aquí dejo solo un enlace del periódico regional Novedades Quintana Roo, lo que está pasando, y lo que seguirá sucediendo si no paramos con la destrucción de hábitats naturales;

Frustración artística

Desde que nacemos tenemos la mayor curiosidad del mundo, queremos tocar, sentir, oler, escuchar y ver todo lo que esté en nuestro alcance. Sin embargo esta curiosidad se va apagando mientras crecemos y tomamos conciencia de lo que verdaderamente nos rodea, esto quiere decir que ya no queremos ver a la nube que nos persigue, ya no queremos alcanzar una manzana arriba de la mesa, ya no nos reímos con la persona detrás de la fila, y eso está bien, porque nos desarrollamos y empezamos a adquirir sabiduría.

Y otras curiosidades empiezan a emerger, la música, la pintura, el dibujo, los números, la naturaleza, la ciencia y eso está mucho mejor. Pero ¿qué es lo que pasa cuando tienes tantas ganas de pintar un mural, tocar la batería, subir tus videos a youtube, pasar el examen de ecuaciones con diez o hacer yoga? No hay espacio, nadie te apoya, hay demasiado ruido, no tienes dinero y a veces la rutina te come y ya no tienes tiempo. Se acaba la inspiración.

Aquí hay cosas que te pueden ayudar.

  • Inspírate: ve vídeos de youtube o alguna otra plataforma, ve a tus artistas favoritos, y piensa que si ellos pueden hacerlo porqué tu no.
  • Haz un diario/journal: escribe como te sientes, que es lo que quieres de tu vida, porqué te sientes agradecido, todos tus sentimientos los puedes dejar en lápiz y papel.
  • Busca un lugar o tiempo a solas: quizás esto ya lo haz intentado varias veces, pero te aseguro que en la ciudad o pueblo que vivas hay un lugar tranquilo, ya sea una biblioteca, un café o hasta un McDonald’s.
  • Haz listas: Listas de lo que quieres hacer en tu vida, de tus metas profesionales, calendarizate, ponte objetivos reales, por ejemplo: miércoles->hacer el scketch de la pintura, jueves-> hacer la primera capa… Tú puedes hacer lo que te gusta, haz listas del porqué quieres no solo pasar termodinámica, sino porqué quieres terminar tu carrera.
  • Utiliza todas las herramientas: si quieres tener dinero para comprarte un instrumento o para un cámara, o cualquier equipo para tu arte, hay muchas formas de hacer dinero en Internet, desde tener un blog, hasta hacer encuestas, es momento de que te muevas incluso si estás en tu cama.

No te desanimes, la frustración es normal y depende de ti qué se hace con ella.

Puebla

Hace unos días tuve la oportunidad de viajar a Puebla, un lugar lleno de historia y de magia. Ya que existen muchos sitios web en donde se puede encontrar los atractivos de Puebla, solo comentaré algunas cosas que yo no encontré mientras buscaba.

  • Puebla tiene oficinas turísticas donde te comentan las cosas más importantes te dan un mapa con varios sitios, las personas son amables y atentas, sin embargo…  a nosotros no nos supieron explicar algunas cosas, que podrían serte útiles:
  • Cómo llegar al aeropuerto internacional de Puebla: 
  • Tomar taxi es la opción más sencilla, si te encuentras en el centro de la ciudad te podrá costar entre $300-$450, que es algo caro relacionándolo con la distancia y el tiempo.
  • NO HAY RUTAS QUE TE DEJEN AHÍ, no existen vans o camiones salientes del CAPU o del ADO que te dejen ahí, solo hay rutas urbanas que te acercan al aeropuerto, sin embargo se tiene que caminar un buen rato, las rutas que te dejan ahí son la ruta 1 y 2, donde te podrías bajar en su base. (Tienes que preguntar al chofer si llegan).
  • Lo más fácil y rápido que nosotros hicimos en el viaje fue ir a un pueblo más cercano al aeropuerto (CHOLULA) y de ahí tomar taxi. El pasaje desde Puebla a Cholula fue de $12 ($6 cada persona), son unas combis rosas que pasan en frente del mercado de sabores, de ahí tomamos taxi al aeropuerto lo cuál nos costó $150, que en total fueron $182 (le dimos al taxista $20 de más por su amabilidad). La verdad es que esta es la mejor opción por que te dejan en la entrada del aeropuerto y es mucho más barata. El taxista nos comentó que cobrarnos $300 es un robo, y que debía cobrarnos lo mismo que a un local. ¡Muy bien por Don Carmelo!
  • Cómo irte del aeropuerto a Puebla
  • Bueno, si vuelas por la aerolínea VOLARIS, ellos tienen camiones que te llevan al CAPU (Central de Autobúses de Puebla) por $80 cada persona (fueron $160 ), lo cual es muy conveniente. Sin embargo hay taxis afuera de las instalaciones, donde puedes tomar alguno que desees.
  • Llegar a los pueblos mágicos es sencillo y barato
  • Ir a Altixco desde Puebla: Atlixco de las flores es un pueblo mágico muy bonito, y necesita nuestra ayuda. La mayoría de sus iglesias y algunos edificios fueron muy dañados por el sismo del 19 de septiembre. Para llegar a este lugar, tienes que tomar un camión que vaya a la TERMINAL ORO  (no CAPU), desde la terminal oro te encontrarás dos servicios: Oro y Erco que son camiones con salidas cada 15 o 30 minutos hacia distintos destinos, incluyendo Atlixco, el boleto de Erco nos salió en $30 cada uno (en total fueron $60), mientras que de regreso a Puebla probamos el oro el cual nos costó $34 cada uno ($68 en total), en la terminal hay baños y una tiendita de comida. En la misma terminal que te dejen en Atlixco se toma el de regreso a Puebla, realmente la terminal está como a 3 o 4 cuadras del centro y del mercado de Atlixco.
  • Ir a Cholula desde Puebla: Bueno, eso ya lo describí en puntos anteriores, sin embargo, aparte de las combis (que son los más baratos), se puede ir en autobús aunque tarda más y lo más caro es  en el tren turístico de Puebla-Cholula.
  • ¿Qué hacer en Atlixco y Cholula?
  • Atlixco: Esta ciudad es la más cercana al popocateptl, con lo cual le llegan cenizas y deshielo proveniente de este, lo cual hace su tierra muy fértil. Tienen 150 viveros llenos de flores y plantitas de tooodo tipo. Les recomiendo subir al tour turístico (dentro de la Vitorina que cuesta $100 por persona), que se encuentra en el zócalo del pueblo. Hacen distintas paradas, donde puedes comprar objetos hechos de hueso de aguacate, probar una cerveza artesanal con el agua del volcán, probar jugos naturales, comprar una planta en uno de los viveros, probar helados de mole, chiles en nogada, maíz azul, subir al cerro san Miguel, en fin, es un pueblo precioso.
  • Cholula: Aparte de barato es hermoso. Subir a la capilla de los remedios es una cosa inigualable, quedarse en el mirador, teniendo de fondo al Popo y la Itza, es magnífico. Además de que te encontrarás a tres preciosos perritos. Este pueblo tiene artesanos llenos de ideas que expresan a través de blusas, camisas, cera, madera, tela, vidrio, un sinfin de objetos y materiales. Ese es el lugar perfecto para comprar tus recuerdos y artesanías. Visita sus iglesias y acuéstate en el pasto del zócalo, tienes que vivirlo. No te olvides de visitar el Museo Regional de Cholula, quedarás impactadísimooo, es precioso.
  • ¡No te olvides de comer comida típica de cada lugar!

Hablemos de José Emilio Pacheco

jose-emilio-pacheco

José Emilio Pacheco, fue un escritor mexicano (1939-2014) importante. No solo escribía novelas, sino también hacía crónica, ensayos, traducciones, etc.

Quisiera reconocer a este escritor porque representa muchas cosas, entre las primeras, es que, porsupuesto, es mexicano. Nosotros (los mexicanos) consumimos muchos productos extranjeros, y está bien, conocer, leer, aprender de distintos pueblos y culturas. Sin embargo, también debemos celebrar autores mexicanos.

Mi segundo punto, radica en que, como muchos otros escritores, era columnista, poeta y apoyaba el arte de México para México. Trabajaba en la UNAM, y ayudaba a promover el cine y la lectura. Y claro, ganó 7 premios en los que se encuentran: Premio Miguel Cervantes (2010), Federíco García Lorca (2005), Premio Ariel (éste fue por guión cinematográfico en 1973), Ocativo Paz (2003) entre otros.

Y bueno, él es mi escritor favorito, ya que “Batallas en el desierto”, “El viento distante”, son novelas para el pueblo, porque no son complicadas, no tienden a un lenguaje sostificado, es más bien, para gente que le gusta leer, que quiere disfrutar de la lectura. Son libros de pocas hojas, para poder echarse en una tarde, sin embargo, después de leerlos quedarás impresionado de lo que este hombre pudo hacer.

 

 

Demasiado Amor – Sara Sefchovich

demasiado-amor

Bueeeno, Demasiado Amor ❤ ¿qué decir? ¡Me encantaaaaa! es mi libro favorito; junto con Azteca.

Es acerca de una joven que tiene una hermana, toda la vida han vivido juntas y tienen un sueño: poner una casa de huéspedes en Italia. Todo chido, su hermana se va a Italia a comenzar el sueño, mientras ella se queda en su departamento en México a seguir trabajando para enviarle dinero a su hermana.

Por cierto, no es que no desee revelar el nombre de nuestra protagonista, peeero, también es como…una parte oculta en el libro, su nombre se dice hasta el final (que es súper-mega inesperado).

Okey, hasta aquí la historia es normal y bonita, SIN EMABAGOOOO, ella, conoce a un hombre que le cambia completamente la situación, yo mientras lo leía, sentía que le daba vida. Para no hacerlo más largo, lo que logra Sara Sefchivich es impresionante, hace que los protagonistas viajen por todo México, y describe nuestra cultura (yo soy mexicana) ufff…  increíblemente DE-LI-CIO-SO, aunque suene extraño, de verdad, la descripción de nuestro País, es bellísima. He aquí las historias que se desarrollan:

  • HERMANA: Nuestra protagonista se desenvuelve a través de cartas (contándole acerca de su vida) con su hermana en Italia. Le cuenta su vida cotidiana, y todo, sin embargo no le cuenta a detalle sobre su “señor”.
  • AMOR: Bueno, como lo he mencionado antes, la mujer, encuentra a un señor que e cambia absolutamente todo; se encuentra con él en el VIPS los viernes. 😉 Les dejo aquí el principio del libro:

“Por tu culpa empecé a querer este país. Por tu culpa, por tu culpa, por tu grandísima culpa. Porque tú me llevaste y me trajiste, me subiste y me bajaste, por verderas y caminos, por pueblos y ciudades. Me llevaste en coche, en lancha, en avión en camión, en bicicleta y a pie. Me levaste por rincones y explanadas, cerros y cañadas, iglesias, edificios y ruinas.”

 

  • HISTORIA OCULTA: Bueno, no quisiera revelarles la historia que se desarrolla a lo largo de la novela, pero déjenme decirles, que es una sorpresa muy grande.

Eso es todo de Demasiado amor, faltarían muchas cosas pero prefiero que ustedes lo descubran.

Gracias por leer. 🙂